3 hechos incómodos sobre tu priorización.

¿Está mal priorizarte a ti misma?

He visto a mujeres muchas veces en internet hacerse esta pregunta. Si logras hacerla por ti misma significa que estás despertando, que estas agotada emocionalmente, que puede que estas tan llena de trabajo que apenas tienes tiempo para preparar tu cena, ver un episodio de Big Bang Theory e irte a dormir porque debes levantarte a trabajar a las cinco de la mañana al dia siguiente. O simplemente comenzaste a preguntarte cómo puedes encontrar la forma de sentirte mejor o solo feliz.

¿Alguna de estas experiencias te son familiares? Si es así estás en el mejor lugar para entender por qué. Te es familiar porque pones de primero las tareas de tu trabajo ya que sientes una gran responsabilidad en terminarlas, porque le dedicas todo el tiempo disponible de tu dia (que no estés trabajando) a tus hijos, porque le dedicas tiempo a tu novio o esposo quien decidiste que merece tiempo por todo lo que te apoya y te ama, y porque las mujeres por naturaleza buscamos cuidar a los demás, es normal para nosotras buscar que nuestros seres queridos tengan un buen día, sentimos tanto amor que creemos que venimos a este mundo a cuidar de todos.

Pero voy a reventar tu pequeña linda burbujita como me sucedió a mi hace pocos días.

No estamos en este mundo para cuidar de todos, vinimos a cuidar de nosotros, a disfrutar de nuestra vida, a ser felices, a merecernos lo mejor de lo mejor, a cumplir nuestros sueños, ¡y amarnos mucho! Y déjame decirte que si logras hacer esto todo lo demás cae en su puesto por sí solo. #desarrollopersonal

Pero para lograr esto debemos entender las razones principales de por porque lo hacemos, en su mayoría son inconscientes, así que alguna de estas razones puede que te sorprendan, y si sientes molestia porque no crees que sea así, significa que aun no te encuentras preparada para conocer estas razones, cuando estés lista para quererte y cuidarte como prioridad regresa a este post para aprender a sentirte en paz contigo misma.

Esta mal priorizarte a ti misma?

Buscamos agradar.

Muchas de nosotras tenemos miedos, y son naturales e inconscientes hasta que nos damos cuenta que no es lo que queremos para nosotras. Uno de los miedos que nos llevan a buscar agradar es el miedo a perder aceptación o al rechazo. Evitamos ser nosotras mismas para no sentirnos insuficientes y por esto buscamos aceptación de familiares, amigos, conocidos o colegas. Acá es cuando nos movemos para agendar tiempo con ellos, cumplir favores, estar ahí porque nos necesitan. No malinterpretes pensando que no es bueno ayudar a quienes amas o a quienes te apoyan, estamos hablando de un desbalance que construimos en nuestras vidas por no limitarnos a nosotras mismas en ponerle un lugar y espacio a cada cosa y no priorizar nuestras necesidades ante las de los demás.

Buscamos llenar vacíos.

Desde nacimiento hasta nuestra juventud o incluso hasta nuestra vejez nos encontramos con promesas rotas, y muchas no fueron ni siquiera concientizadas. ¿A qué me refiero con esto? A que muchas veces esperamos algo de la vida, de los demás, de nosotras mismas y no llegan a cumplirse. E inconscientemente esto se convierte en un vacío y buscamos llenarlo con alguna actitud, acción, o incluso no haciendo nada. Esta otra razón que nos empuja a través de la vida a no aprender a priorizarnos es bastante cansada, ya que solemos cargar esto sobre nuestros hombros sin saberlo.

Ese vacío lo queremos llenar buscando, por ejemplo, con aceptación, quizás durante la preparatoria viviste mucho bullying y te sentías rechazada. Ahora te encuentras haciendo los favores a tus compañeros de trabajo para buscar esa aceptación que te falto. Yo continúo priorizando mi sanación con estos miedos al rechazo, donde yo busco la aceptación de otras personas dejando de ser yo misma sin darme cuenta. En mi niñez esperaba la aceptación de mis ideas geniales (locas para ella) de mi madre que esperaba que yo pensara con los pies en la tierra y no iniciar locas ideas de querer emprender de mis sueños. Desde entonces tengo miedo al rechazo y busco la manera de quedar bien con las personas que me rodean de diferentes formas.

No nos educan a priorizarnos.

Desde pequeñas nos educan (sobre todo en América latina) que por ser la mujer de la familia debes cuidar de todos, de tus hermanos, de tus tíos, de tu abuela, de tus primitas. Debes aprender a servir, a ser respetuosa con todos, no debes decir no, estar disponible para ayudar a la familia, a los amigos de tu mama, a la familia de tu papa.

No estoy en contra de ser respetuosos con las personas que lo merecen y sobre todo porque estás en paz contigo misma y habiendo educado tu gestión emocional que no tienes la necesidad actuar irrespetuosamente con alguien. Pero si estoy en contra que debes ser como se te pide porque de lo contrario eso es falta de respeto a la familia, cultura, generación, y todo lo demás que se te ocurra a quienes podemos afectar. En las escuelas los maestros no nos enseñan a hacerlo, no nos educan a buscar armonía interna con nosotras mismas, pero qué culpa tienen ellos si tampoco se les enseñó eso.

Pero a pesar de todo esto aún estamos a tiempo de entender el porqué, cómo y cuándo sucedió todo esto y lograr una mejor estabilidad en otras áreas de nuestras vidas. Sobre todo… Estabilidad personal.

Al entender las razones del porque nunca te priorizaste puedes seguir con el siguiente paso.

¿Cómo darte prioridad a ti misma?

  1. Encuentra tus promesas rotas desde tu niñez hasta tu adultez y busca cumplírtelas a ti misma.
  2. Aparta un tiempo cada semana para ti, comienza con pasos de bebé.
  3. Busca ideas de cómo priorizarte, cuidarte, amarte, dedicarte a ti al menos una vez a la semana.
  4. Crea un plan para cumplir todo lo anterior, con un máximo de de tres pasos trata de cumplir uno por semana.

En conclusión

Todo lo que nos ocurrió, en nuestra juventud nos llevó a los pasos de hoy en nuestra adultez. Pero reconocer esto es una gran oportunidad para entender nuestro pasado, aceptarlo, y seguir adelante con nueva vida. La prioridad aqui es. TU. Nadie más que tú, encuentra tu balance, busca la forma de amarte a ti misma como amas a tu prójimo (¿suena familiar?).

El siguiente sábado subiré otro post inspirador que te motive a mejorar más en esta área.

Escribe en los comentarios abajo ¿Cuando Comenzarás a priorizarte y qué ideas sugieres para lograrlo?

Visita mi Instagram para ayudarte a encontrar ideas de cómo priorizarte a ti misma durante esta semana.

Conectate conmigo: (pronto Facebook, twitter y Pinterest)

Un comentario sobre “3 hechos incómodos sobre tu priorización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s