3 maneras fáciles para aprender a meditar

Muchas personas cuando los invito a meditar me ha dicho cosas como “Yo no puedo meditar no puedo mantener mi cabeza callada” “Solo los influencers hacen esas mamadas” “No puedo meditar porque se me olvida hacerlo con los días” “no puedo meditar porque no tengo tiempo”

Y así va la lista, y todo lo que mencionas es completamente mentira! Número uno: la meta no es “no pensar” es dejar fluir los pensamientos manteniendo una paz interna sin engancharse a las emociones que traen consigo los pensamientos. Número dos: No son mamadas, si piensas esto solo tienes miedo al qué dirán si tienes este hábito, lo cual no debería de importarte, aprender a meditar es la mejor decisión que puedes hacer para tu cuidado personal, sobretodo mental y emocional, incluso ayuda tu estado físico. No es que vas a tener un abdomen tan plano como para lavar ropa con solo meditar tres veces al día, pero te garantizo que ayuda a relajar los músculos tensos por el estrés. Número tres: No importa si lo olvidas, o si lo haces un dia si y un dia no, el objetivo es que puedas regresar al hábito hasta que se convierta en algo constante en tu vida. 

A mi me gusta hacerlo durante la primera hora del día justo al tomarme mi café. Hay varios tipos de meditación, no te voy a explicar cada una de manera técnica, pero hay un par de tipos sencillos que cualquiera puede hacer. Si pensabas que para meditar te tiene que entrenar un budista, la verdad puedes hacerlo en cualquier hora del día donde estés, incluso sin sentarte como sueles ver en los videos y fotos de personas haciendo esta actividad. 

Te voy a mostrar mis tres formas favoritas de meditar, y la última es la que actualmente estoy ejecutando cada día, me levanta los ánimos en cuestión de segundos y me prepara con la mentalidad correcta para arrebatarme el día. 

Aca estan mis tres formas favoritas:

Meditación vipassana.

La palabra Vipassana significa “ver las cosas tal como son” y está centrada en la auto observación. Se comienza con respiración para terminar con mente y cuerpo. Esta técnica consiste en observar tus pensamientos y emociones sin ningún tipo de reacción.

Esta meditación requiere que te sientes erguida, en un lugar cómodo, debe haber silencio. Comienzas a respirar naturalmente sin forzarla. Aca te concentras en prestarle atención a tus pensamientos y emociones, sin juzgar, sin dejarte llevar, solo permitirle ser, reconocerlos y dejarlos ser. No estás en ese punto para tratar de callar ese pensamiento o emoción.

Luego imagina que haces un escaneo de rayos equis (como en uno real) de todo tu cuerpo, que comience desde la corona de tu cabeza hasta la punta de tus pies. Observa donde hay dolor, emociones, incomodidad y no harás nada al respecto más que observar.

En la meditación, no debes intervenir, solo eres un espectador, como si estuvieras tirado en la grama viendo las nubes pasar sin nada mas que puedas hacer. No puedes sacar conclusiones, ni juzgarte ni dejarte llevar, solo déjalas pasar. Deja que tus pensamientos vayan y vengan.

Luego intencionalmente regresas a enfocarte en tu respiración, comienza a poner atención a los sonidos, olores, percibir la temperatura del ambiente, agudizar el sentido del tacto, sentir tus pies en el suelo, tus brazos sobre tus piernas y cualquier otro contacto que sientas.

No te apures en tratar de aprender de lo que he escrito, puedes utilizar meditaciones guiadas en youtube, y luego de un par de meses no serán necesarias las guías. Hoy te dejare este video con guía para principiantes. Practicalo todos los días por 10 días, en un momento que estés sola. Yo recomiendo hacerlo antes de dormir, para dejar pasar la negatividad del día.

Me encanta este tipo de meditación porque puede llevar largo tiempo y me ayuda a relajarme y mantener mi ego y mi estrés al mínimo día con día de manera consciente.

Respiración consciente.

Esta meditación es más simple, prácticamente es una manera divertida de enfocarte en tu respiración. Comienzas concentrándose en una respiración profunda, inhala contando hasta tres, y exhala hasta 5. 

Algo así como: Inhalar por la nariz 1… 2… 3… exhalar por la boca 4… 5… Hago estas respiraciones profundas al menos 3 veces. Te enfocas como entra el aire por tu nariz, pasa por tu garganta y llega a tus pulmones, al exhalar siente como sale de tus pulmones, pasa por tu garganta y sale por tu boca. 

Puedes luego pon tu mano derecha en el pecho y sentir como tu pecho se extiende al inhalar y se encoje al exhalar, también puedes ponerla en tu estómago para buscar el mismo efecto. Otra manera divertida es tapar uno de los orificios de la nariz para inhalar y lo destapas y tapas el otro para exhalar.

Puedes jugar con la respiración cuantas veces quieras, esto te puede ayudar en momentos que sientas estrés, ansiedad o preocupación. Ayuda a oxigenar tu cerebro y poder tomar decisiones con más claridad y con más presencia.

Aca hay un ejercicio de 5 min para días ocupados (aunque si tu bienestar realmente te importa debes tener el tiempo sin importar que):

Mantras Propios.

O también les llamamos: afirmaciones positivas, este es mi favorito, puedes usar varios tipos de afirmaciones, hay para subir tu autoestima, para mejorar tu humor, para amor propio, prácticamente lo que tú quieras. Hay muchos yoguis y meditadores profesionales en youtube que pueden guiarte en lo que necesitas.

Mi momento preferido para meditar con mantras es durante las mañanas, por si me levanto de muy mal humor esto cambia el propósito del resto de mi dia, la meditación que realmente me hace sentirme feliz e invencible y con una autoestima saludable es una meditación creada por Madison Morrigan, está disponible gratis en su pagina: https://www.madisonmorrigan.com/for-you

Este es mi tipo de meditación favorita, la repetición hace al maestro, repetir que eres merecedora de diversión, alegría y libertad (entre otras frases motivadoras) realmente te hacen creyente y comienzas a ver las cosas en ese ángulo de la vida..

Aca te dejo otra meditación que suelo escuchar en las mañanas antes de ponerme a trabajar:

Beneficios de la meditación.

Iré al grano con los beneficios que yo descubrí con la meditación. Realmente me aburro mucho de leer y escuchar como otras personas hacen una lista general de las razones para meditar (son muy ciertas pero siempre me parecieron idealistas y soñadoras), la vi como una lista para una vida “perfecta” en Instagram.

Estos son los beneficios que he obtenido después de años de meditar.

1.       Tu productividad Aumenta: Realmente bajas los niveles de estrés, dejas de enfocarte en otras cosas que no tienen lugar en tu momento de trabajar.

2.       Duermes como ángel: Al dejar pasar la nube de pensamientos en la noche estas con tu cabecita más clara y puedes dormir más tranquilamente.

3.       Ves las cosas con más claridad: Dejas de reaccionar a todo y te limitas a escuchar, observar y pensar antes de dar el siguiente paso.

4.       Tu vida será resuelta y atraerás millones de dólares en un mes. (no es cierto)

No es fácil convertirlo en un hábito pero aunque te saltes un par de días (no te tortures a ti misma si faltaste dos días solo vuelve) pero luego de unos meses tu subconsciente comienza a darte más pistas de quien eres realmente detrás de todas las reacciones después de sentir todas esas emociones negativas.

Tus días son más relajados, tu mente está más tranquila, como si tu cabeza fuera el cielo y todo lo que pase en ella solo son nubes silenciosas en un día de primavera. Luego encuentras un mejor balance entre todas las áreas de tu vida, y las ganas de matar se reducen a CERO.

Los beneficios al meditar

Porque es peligroso no meditar? 

Porque debes entrenar tu mente, tus emociones, no dejarlos sueltos haciendo destrozos en tu vida y ayudándote a tomar decisiones erróneas. Meditar es una buenísima herramienta para mejorar tu salud mental, le da un respiro a tu cabeza de manera saludable, estar en el presente es lo que convierte a tu vida en una experiencia placentera, relajada y rica de momentos A SOLAS contigo misma. ¡Y mi hermana! Quien no desea un momento consigo misma sólo para detener el tiempo y respirar, ver las nubes pasar, escuchar los pájaros cantar, no ruido de tráficos, de los niños, esposos, quejas. Solo tu y tu cuerpo relajado. Es una buena práctica que te ayuda a salir de dificultades emocionales de un momento a otro y te guía a tener una cabeza más fría para tomar decisiones que son más convenientes para ti y tus seres queridos.

Suscribete a mi lista de correo para hacer crecer nuestra comunidad en Mujer Milenial:

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Tambien siguenos en Instagram:

Ayúdame a crear más contenido de valor para las mujeres milenials y conviértete en Patreon de Mujer Milenial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s